26/07 - 31/07/2016

Lugares

Las minas de sal en Wieliczka y Bochnia

Las minas de sal en Wieliczka y Bochnia



Las minas de sal en Wieliczka y Bochnia

Con las minas de sal de los alrededores de Cracovia se vincula la leyenda sobre la princesa Kinga (posteriormente santa), esposa del príncipe Boleslao el Casto. Al abandonar Hungía, su país natal, la princesa iba a tirar el anillo al pozo de una de las minas de allá. Había encontrado el anillo en un bloque de sal cerca de Cracovia, donde luego se creó una de nuestras minas. La ruta de sal posibilita la visita a las dos minas de sal, la de Wieliczka y la de Bochnia, así como al Castillo de la mina de sal en Wieliczka.

La mina de sal en Wieliczka

Wieliczka gracias a su mina es famosa en todo el mundo. La sal de la superficie de la mina data del año 3500 a.C., aproximadamente y comenzó a explotarse en el siglo XIII, ya que en ese momento se descubrió el pozo de la mina en el patio del Castillo que se encuentra allí. La mina al principio fue propiedad de los príncipes y a continuación de los reyes. Gracias al dinero obtenido de la venta de sal se pagaba a los profesores de la Academia de Cracovia, se levantaban y renovaban iglesias y casas, a lo que seguiría el desarrollo renacentista de Wawel. Unos siglos después, en 1978 la UNESCO incorporó este lugar a la lista de Patrimonio Natural de la Humanidad.


La mina de sal en Bochnia

Para los visitantes se han creado aquí dos rutas. El paseo por la ruta turística, a una profundidad de 223 m.; lleva de 1,5 a 2 horas recorrerla entera. Se puede ver, entre otras cosas, el antiguo pozo Sutoris, la camara Mysir -del s. XVIII que hasta el año 1963 tuvo la función de establo para los caballos que trabajaban bajo tierra- la capilla de santa Kinga de a eso del 1754, una exposición de vestidos y herramientas para el trabajo en la mina.
 

Esta página contiene cookies. Al continuar navegando, aceptas su uso.

De acuerdo